martes, 17 de noviembre de 2015

El PP y sus problemas con el sector primario


Precampaña electoral para el PP con ambiente de protesta en la agricultura y la pesca.



El sector ganadero y el pesquero siempre han sido fieles caladeros de voto para el Partido Popular, que debe a al mundo rural una parte importante de su hegemonía histórica.



En esta ocasión los candidatos conservadores comparten su precampaña con la amenaza de nuevas movilizaciones en el campo y con todas las protestas iniciadas en el sector de la pesca de cerco. A los primeros, atomizados en distintas organizaciones, o no les convence el acuerdo de Madrid o se quejan de que no ven los resultados.



La línea de ayudas canalizadas desde el gobierno parece que no ha calmado los ánimos, y al menos sus representantes sindicales comienzan a pensar en movilizaciones porque, insisten, su problema va más allá de ayudas y subvenciones. La Plataforma láctea ya ha lanzado un especie de ultimátum y ha colaborado con el inicio de movilizaciones de la European Milk Board, que quiere decir que cada cúal con sus características y agravantes, la crisis de la leche no se circunscribe a Galicia.



Y en los puertos donde trabajan, si es que pueden por los cupos, los marineros de cerco, el malestar también es evidente. Desde Acerga, que representa al 80% de la flota se opone al actual sistema de reparto de cuotas que entiende que es injusto y que aboca a la ruína a la mayoría del sector.



Son distintos los frentes, pero coinciden en tiempo de elecciones, y aunque ningún partido gobernante se acerca a unos comicios en una balsa de aceite, esta contestación no le viene bien a un Partido Popular, que según las encuestas tiene la victoria al alcance de la mano pero no deberá despistarse ni renunciar a un solo voto.



Y aquí hay en juego unos cuantos. ¿Que ganaderos y pescadores son cada vez menos?. Es posible pero sus papeletas también contarán el 20 de diciembre.Que hay quien desde la oposición aprovecha la baza a veces con discursos demagógicos. Pues también.



No sé hasta que punto le puede hacer mucho daño al PP estas protestas en el sector primario, pero beneficiar no le benefician. A no ser que hubiera un acuerdo antes de las elecciones. Eso sin duda sería un as en la manga de Mariano Rajoy.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

h